Turnos de llamada: Inequidad Oculta

Resulta impensable que en pleno siglo XXI este régimen laboral,
mantenido por el estado durante décadas, simplemente no exista desde el
punto de vista legal, ya que administrativamente corresponde a trabajo
extraordinario y no a un Turno de Urgencia.
Destaca entonces la tremenda inequidad para la población de estas
comunas que implica un sistema que no asegura disponibilidad de
atención médica de urgencia, sino que la subordina al criterio de un
funcionario de salud, que no esta capacitado, ni habilitado por el
Código Sanitario para hacer diagnósticos ni para indicar tratamientos
farmacológicos.
Si se toma en cuenta además, el contexto de una reforma de salud que
apunta teóricamente a la equidad, a través por ejemplo, de la
aplicación de un protocolo para dolor torácico que asegura atención
médica en 30 minutos. Resulta imposible cumplir el espíritu de ella en
lugares donde el Médico no esta en el Hospital, sino que en su
domicilio esperando que el Paramédico tenga el criterio para definir si
el motivo de consulta es realmente un dolor de tipo coronario, y lo
llame.
Por otra parte la autoridad se ha empeñado en mantener este ?sistema? a
pesar de las graves falencias que tiene en términos de no proteger a
los Médicos en los trayectos de las llamadas, de no asegurar transporte
o un medio de comunicación expedito para llevar a cabo las mismas (como
ocurre en Hospitales como Florida, en la VIII Región). Un mal llamado
Turno de Urgencia que no permite gozar los beneficios de los Turnos AP
(que es AP?antipililos???), que sólo se diferencian de los primeros en
el tipo de Hospital en el que se hacen, ya que significan tanto o más
carga de trabajo que éstos. Una forma de organizar la atención médica
que carece de un cuerpo legal, que de cuenta de las innumerables
situaciones administrativas y médico-legales asociadas a este forma de
hacer Medicina de Urgencia, y que habitualmente se resuelven en
Sumarios, Juicios por Mal Praxis y/o en la interpretación de
Contraloría en una serie de Dictámenes.
Ante la falta de una regulación clara, precisamente este conjunto de
resoluciones se han transformado en una especie de Manual, muy
precario, y en que no se obliga siquiera al médico a permanecer en la
localidad durante el tiempo en teoría acordado para estar disponible,
no se especifica cuanto debiera demorar el Médico en acudir al llamado
o simplemente no define que se entiende por Urgencia Real.
La Agrupación de Médicos Generales de Zona por años, y con distintas
administraciones y Ministros de Salud, ha intentado eliminar este
perverso sistema, proponiendo vías alternativas en que se asegure
atención a todos los pacientes que al igual que en las grandes
ciudades, consulten a un Servicio de Urgencia. Además ha propuesto que
los mal llamados Turnos sean parte de la jornada de trabajo y parte
integrante del cargo de Etapa de Destinación y Formación, y no una mera
asignación de estímulo simbólica que sólo los reconoce parcialmente,
pero que de ninguna forma los regula.
En esta propuesta se ha solicitado además que en justicia, se
incorporen a la Ley de Urgencia, como una forma de retribuir el
sacrificio de Médicos que deben estar 10 o 15 días al mes, disponibles
para el Servicio y sin poder abandonar las comunas donde. Se ha querido
incorporar también a los Turnos de Residencia en Hospitales tipo III y
algunos IV, que sólo se diferencian en que el Médico debe permanecer
siempre en el Hospital y por ende, recibe la compensación pecuniaria
por la totalidad del tiempo que implica el Turno, pero sin gozar los
beneficios de la citada Ley de Urgencia.
El gobierno de la Dra. Bachelet se ha autodenominado un gobierno
cuidadano en que todos los actores sociales son escuchados y en eso
debemos reconocer, que efectivamente se nos ha recibido en el Minsal y
hemos tratado el tema en una Comisión bilateral, en la que por enésima
vez hemos puesto sobre la mesa nuestra propuesta.
Después de al menos 6 meses y 4 reuniones al respecto, no hemos
obtenido respuesta por lo que no podemos sino declararnos decepcionados
e intranquilos por la falta de voluntad política de redefinir la
atención de urgencia rural a un sistema realmente equitativo y justo
para las comunidades que no tienen otra opción que el sistema público.
Creemos firmemente en que no deben existir los ?Turnos de Llamada? y
que la población en un 100% debe poder optar a una atención médica de
calidad en horario no hábil. Por tanto continuaremos luchando y
utilizaremos todas las herramientas gremiales que sean necesarias, para
lograr un Sistema de Urgencias en Hospitales de baja complejidad que
entregue atención oportuna a nuestros pacientes, así como la seguridad
laboral mínima para los Médicos que laboran en él.

Dr. Carlos Becerra V.
Presidente Nacional
Agrupación de Médicos Generales de Zona
en Etapa de Destinación y Formación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *